Cree en Grande: la conmovedora historia de Luis Díaz, el jugador que cautivó a todos

fbl-2021-copa-america-col-per-8

Luis Díaz es uno de los nombres que más se escucha por estos días, luego de una CONMEBOL Copa América 2021 impresionante en la que, entre otras cosas, hizo la misma cantidad de tantos que Lionel Messi, junto a quien fue máximo goleador. Y sin pausa pero sin prisa, el joven extremo parece estar a punto de convertirse en uno de los grandes del fútbol mundial.

El extremo colombiano va camino a la cima, pero ha tenido que superar obstáculos increíbles para incluso convertirse en futbolista profesional.

‘Luchito’ creció en una pequeña ranchería (asentamiento de campamento informal) en La Guajira, una región cercana a la costa caribeña de Colombia y a la sombra de la cordillera de Sierra Nevada. Allí era de una familia indígena Wayuu y jugaba para el equipo de fútbol local dirigido por su padre. La vida era dura, vivían cerca de la mina de carbón Cerrejón, pero el dinero siempre escaseaba.

El asentamiento no tenía televisión, por lo que el joven Luis se sentaba por la noche y escuchaba a su abuela contar historias. La cabra siempre fue el plato del día, pero los tiempos eran difíciles y Díaz estuvo muy por debajo de su peso durante su adolescencia. Su madre dijo que si no completaba sus estudios, entonces no podría jugar al fútbol. Y no había nada que el joven disfrutara más.

A pesar de ser el jugador más destacado del pueblo, su padre solía ponerlo en el banco para mantenerlo motivado y aprender a ser humilde; No habría un trato especial para ‘Luchito’, tenía que demostrar su valía como los demás.

Cuando tenía 17 años, él y algunos de sus compañeros tuvieron la oportunidad de viajar a Bogotá para unirse a un campo de entrenamiento y potencialmente unirse a la Selección Nacional Indígena de Colombia en la Copa América de Pueblos Indígenas.

Cuando llegó Luis, el mánager John Díaz se mostró escéptico sobre el impacto que podría tener en el equipo dado lo bajo de peso que estaba en ese momento. ‘Luchito’ no tardó mucho en mostrarles a todos lo rápido y hábil que era. No solo jugaría el torneo, sino que lo haría como el jugador estrella.

En el torneo que se llevó a cabo en Chile marcó dos goles y fue el mejor jugador de Colombia. El mítico Carlos Valderrama viajó a Chile y enseguida reconoció la calidad del pícaro extremo. Entonces recomendó el jugador a Arturo Char Chaljub, que lo llevó a Barranquilla, filial de Júnior FC.

A Barranquilla le gustó lo que vieron, pero sabían que para competir en el fútbol profesional tendría que engordar mucho y muy rápido. Carne y pasta para el desayuno, multivitamínicos regulares para desarrollar músculo. Díaz tuvo que agregar 10 kilos antes de estar listo para jugar, pero una vez que lo hizo, ya no miró hacia atrás.

Luego se mudó de Barranquilla a Júnior, donde ganó dos títulos de Liga y se convirtió en un jugador estrella en la liga colombiana. De ahí hizo un gran paso a Europa para jugar en Porto, donde ganó la Liga, la Copa y la Supercopa local.

Luchito ‘El Wayuu’ Díaz ha jugado 23 partidos con Colombia y marcó 6 goles, incluidos 4 goles muy impresionantes en la Copa América 2021.

Díaz le dio a Colombia la ventaja con una espectacular volea contra un Brasil muy fuerte. Uno de los mejores goles del torneo y una gran manera de abrir su cuenta.

También anotó en la semifinal contra Argentina mostrando su gran ritmo, control y compostura cuando corrió hacia un pase y terminó en un ángulo cerrado.

Luego, en el partido por el tercer lugar contra Perú, ganó el juego para Colombia con dos goles más. El tanto ganador fue típico de Díaz cuando se deslizó desde el lado izquierdo y golpeó un golpe imparable en la esquina superior.

En la CONMEBOL Copa América 2021, Luis Díaz se estableció como un hombre clave para Colombia y ha atraído la atención de clubes de toda Europa. Ha sido un viaje increíble desde patear un balón en los polvorientos campos alrededor de su asentamiento hasta unirse a Messi como máximo goleador del torneo más antiguo del mundo.

Y como muestra de su gran humildad, lo primero que hizo Luis Díaz luego de su consagratoria CONMEBOL Copa América fue volver a su pueblo natal, bien lejos de los flashes y lujos, y jugó un partido con los locales, donde continuó mostrando su increíble habilidad.

Solo el tiempo dirá lo que vendrá después para el joven extremo que ahora tiene el mundo a sus pies. Para él, solo es cuestión de Creer En Grande.